Conectarse

Recuperar mi contraseña

sarasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa sarasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa sarasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
Últimos temas
» One day too late {THE VAMPIRE DIARIES} {NUEVO# Se necesita gente (:
Sáb Jul 30, 2011 9:52 am por Invitado

» X- Men Lazos de Sangre - Sobre Afiliación Elite
Lun Jul 25, 2011 5:10 pm por Invitado

» The Last Fight [~] NUEVO [~] Normal
Mar Jul 19, 2011 12:00 pm por Invitado

» Tempore Dicam[Foro Nuevo][Confirmación Normal][Pj Canon libres]
Sáb Jul 16, 2011 8:08 am por Invitado

» Bittersweet Pleasure {Normal}
Vie Jul 08, 2011 10:05 am por Invitado

» Lose my Life { or lose my love } { The Vampire Diaries RPG } { ¡FORO NUEVO! } { Afiliación Normal }
Lun Jul 04, 2011 3:28 am por Invitado

» Abyss Babylon (Elite)
Mar Jun 28, 2011 10:19 am por Invitado

» Dráckamont [Foro de Rol fantástico]
Mar Jun 28, 2011 4:01 am por Invitado

» Souls Never Die {#} {Recién Abierto; ELITE} {Confirmación}
Dom Jun 26, 2011 11:23 am por Invitado

sarasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa sarasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 23 el Jue Ene 15, 2015 3:06 pm.
sarasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa sarasaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa Acle City: Underneath Suspicions

Algodón de azúcar y recuerdos. {Libre}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Algodón de azúcar y recuerdos. {Libre}

Mensaje por Georgina Steensen el Mar Mayo 17, 2011 9:07 am

Finalmente había hecho lo que había prometido: tomarme unos días libres. Sin poder volar estar en la base no era lo mismo y necesitaba despejarme. ¿Qué mejor lugar que la Feria Universal? Había alquilado una habitación en un hostal de la ciudad de Cabo, un lugar lo suficientemente limpio, pero no lo suficientemente caro, como para sentirme cómoda y poder hacer lo que me diera la gana. Sentía la necesidad de hacer algo normal para variar, de alejarme de la rutina impuesta por la Base Militar. Me gustaba la vida que llevaba, me apasionaba si tenía que ser sincera, pero en ocasiones necesitaba alejarme si no quería colapsarme por la presión.

Había notado cómo el mal humor aumentaba sin tener una clara válvula de escape, que cada vez estaba más irascible desde aquel encontronazo que había provocado que se me impidiera alzarme con el UART10 que solía pilotar para alejarme de todo y de todos. Sabía que seguramente me encontraría con alguien de las NN.UU en la Feria, a fin de cuanto todas las potencias tenían sus propios sistemas de seguridad y nosotros no éramos menos, pero esperaba poder pasar desapercibida al menos durante unas horas.

Vestida con un pantalón oscuro de corte bajo y ligeramente ancho, botas militares y una camiseta de tirantes de color blanco caminaba por el lugar como una turista cualquiera. Llevaba el cabello rubio ligeramente húmedo por una ducha que me había dado apenas una media hora antes y notaba cómo el sol comenzaba a secármelo mientras caminaba sin saber muy bien hacia dónde dirigirme por entre los puestos y stands que me encontraba. Escuchaba los gritos entusiasmados de aquellos que se habían decido por montar en alguna de las numerosas atracciones que habían sido instaladas. Atracciones que, a pesar de las nuevas tecnologías, recordaban a las de otras épocas.

Me detuve en uno de los laterales de una de las calles, junto a un puesto en el que se vendía algodón de azúcar ¿cuánto hacía que no probaba uno de esos dulces? Muchos, demasiados años, desde que había asistido con mis padres y mi hermano a una feria cuando apenas era una cría. Hasta mi nariz llegaba el característico olor dulzón del dulce rosa y mis ojos claros cubiertos por unas gafas de sol tipo aviador observaron como una familia compraba uno de ellos a una niña con trenzas de no más de siete años que feliz pronto se llenó el rostro de esa sustancia pegajosa que tan buenos recuerdos me prodigaba.

Sin poder evitarlo llevé la mano a uno de los bolsillos de mi pantalón tomando la cajetilla de tabaco que había en el interior, sacando uno y poniéndome sobre los labios, antes de que el zippo que siempre llevaba conmigo prendiera para poder darme fuego. La primera calada inundó mis pulmones del humo, dando una profunda calada mientras paseaba la mirada por el lugar con tranquilidad.

Allí, en ese momento, casi podía pensar que la guerra que amenazaba con estallar en cualquier momento no era más que una fantasía y que todo estaba como antes.

Ilusos aquellos que pensaran de esa manera.

_________________
avatar
Georgina Steensen
Militares NN.UU.

Mensajes : 213
Fecha de inscripción : 22/04/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.